Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Política y Economía
10:23 AM / 18/06/2017
Capriles: El hambre del pueblo no se tapa con una bolsa de comida ni con la Constituyente
Redacción WEB
3
Agencias

“El gobierno se desboca para comprar conciencias, pero el hambre del pueblo no se tapa con una bolsa de comida, ni con una Constituyente. La falta de medicinas, la inseguridad, la violencia que se vive en la calle, nada de eso se resuelve con una Constituyente”, así lo expresó, este domingo 18 de junio, el gobernador de Miranda, Henrique Capriles, sobre la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente.

En su columna dominical publicada en su página web, manifestó que los problemas de los venezolanos “se resuelven con voluntad, esa que no tiene la narco corrupta cúpula. Eso lo saben los venezolanos, por eso el 68,6% de la gente considera que la Constituyente no soluciona los problemas”.

Esta es el texto completo:

A pesar de un sistema automatizado y blindado, como tanto lo cacarearon los representantes del Poder Electoral, siempre los resultados de las elecciones se anunciaron entre gallos y medianoche. Hasta allí la historia era contada por quienes pensaron que escudándose en una imagen iban a permanecer intocables por el resto de sus días.

Pero las imágenes, si no conllevan una emoción espiritual y de fe verdadera, se agotan. Después de fallecer el presidente Chávez lograron imponer su figura como algo legendario, teniendo una evaluación positiva en más de la mitad de la población. Pero la gente no vive de eso, al final el uso de la imagen fue para esconderse detrás de ella y cometer todo tipo de tropelías y desafueros. 90,5% de los venezolanos ve la situación del país negativa, incluso el 65,2% de los chavistas ven la situación del país negativa. ¿Y cómo los venezolanos no van a ver negativa la situación si este gobierno lo único que ha hecho es hundirnos en la más profunda miseria?

76,4% evalúa de manera negativa la gestión de Nicolás Maduro, y sigue subiendo el rechazo a su gestión. Menos del 11% la califica de buena y muy buena. Por eso, el gobierno que se jactaba de decir que promovía la “democracia participativa y protagónica” del pueblo, no es más que un espejismo. No hay figura que sostenga tanta ineptitud. Lo que les queda es secuestrar la soberanía, que reside en el pueblo, para intentar mantenerse indefinidamente en el poder, porque por el escrutinio popular nunca se podrán mantener.

Durante todo el 2016 los venezolanos buscamos expresar nuestro descontento contra el gobierno de Nicolás Maduro a través del voto, el peor gobierno de la historia de nuestro país, y sorteamos todas las trabas que nos pusieron las cuatro señoras del CNE, demostrando que el deseo de cambio de los venezolanos está latente y cada vez con más fuerza. Por eso se robaron y engavetaron el Revocatorio, utilizando unos tribunales regionales, cosa nunca antes vista, para evitar contarse, para buscar mantenerse en el poder.

No conformes con eso, se olvidan de que existe un cronograma electoral que deben cumplir y, poniendo como excusa que no hay recursos, no realizaron las elecciones regionales. Y es que en Venezuela no volvimos a escuchar a la señora Tibisay Lucena ni volvimos a escuchar hablar de elecciones hasta ahora.

Acorralados como se sienten, se inventaron un nuevo fraude. Una Constituyente bajo unos parámetros que no están en la Constitución, inventándose votos territoriales y sectoriales que violan los principios democráticos, un proceso ajustado a sus medidas para garantizar su permanencia en el poder.

Y de repente, los recursos que no existían, aparecieron. Solo 14 días después de la convocatoria para la fraudulenta Constituyente, el Gobierno asignó nuevos recursos al Poder Electoral. Repito, a pesar de que en diciembre se habían excusado con limitaciones financieras para posponer las elecciones de gobernadores y alcaldes.

Con la aprobación de este crédito adicional, incrementaron los recursos del CNE en un 163%. El ente electoral se convirtió en uno de los organismos públicos con la mayor modificación en su presupuesto anual en términos porcentuales hasta la fecha. Desde un punto de vista financiero, el llamado a la Constituyente refleja una gran alteración al presupuesto asignado al CNE.

Para el fraude de la Constituyente si hay recursos, 20 mil millones de bolívares, también hay recursos para traer 40.000 bombas lacrimógenas y 37.870 gases para reprimir las manifestaciones (aunque ya es oficial que Brasil no las autorizó, pero el dinero si lo tenían para gastarlo en eso) pero no hubo recursos para los alimentos y las medicinas que necesitan los venezolanos.

El gobierno se desboca para comprar conciencias, pero el hambre del pueblo no se tapa con una bolsa de comida, ni con una Constituyente. La falta de medicinas, la inseguridad, la violencia que se vive en la calle, nada de eso se resuelve con una Constituyente. Los problemas de los venezolanos se resuelven con voluntad, esa que no tiene la narco corrupta cúpula. Eso lo saben los venezolanos, por eso el 68,6% de la gente considera que la Constituyente no soluciona los problemas.

Y es que, pese a los múltiples esfuerzos del régimen, el fraude constituyente no cuaja y un velo de desinformación lo rodea. Según los más recientes sondeos de opinión, 40% de los venezolanos desconoce de qué trata la constituyente que pretende imponer Maduro, 25,5% de quienes se identifican con el oficialismo tampoco saben en qué consiste y 49% de los ‘no alineados’ no tiene conocimiento alguno de la convocatoria, mientras que 41% cree que la Constituyente es para darle más poder a Maduro y 11% piensa que es para dar un golpe de Estado.

El deseo de cambio les retumba en los oídos y no hayan como tapar la bulla. El 70% del país quiere que Maduro salga del poder este año 2017. Solo 28% cree que debe culminar su mandato. Incluso dentro del mismo seno oficialista, 20% quiere que este señor se vaya en 2017.

Sectores críticos afectos a la mal llamada revolución y que aspiran a sobrevivir políticamente, no quieren seguir vinculados con medidas que han fracturado a la sociedad, ni continuar cooperando en la destrucción de todo un país.

Por otra parte, esa unidad cívico militar que ha convocado hasta el cansancio el régimen, está fracturada. Cada vez son más frecuentes las quejas y los pronunciamientos de quienes rechazan el fraude constituyente, por la imposición del mismo sin consultar al pueblo y por la desalmada represión ordenada por el dictaduro y sus esbirros, para intentar contener el grito cada vez más ensordecedor de un pueblo, que dice a todo pulmón que quiere cambio, y que aplicó su sentencia soberana, porque el tiempo de la narco cúpula se agotó.

El descontento interno en el seno militar es cada vez más notorio. Opiniones cómo las del Gral. Juvenal Fernández, jefe de la GNB en Carabobo, quién expresó su rechazo por la persecución, acoso y destrucción de los cauchos de la camioneta de una dirigente política, como la renuncia del secretario del Consejo de Defensa de la Nación, el M/G Alexis Ramírez López, por desacuerdo con la Constituyente, van sumando volumen a un río cada vez más caudaloso.

Es importante que nuestro pueblo sepa, que Ramírez López fue comandante del Ejército y jefe de la Casa Militar con el presidente Chávez y además es miembro del “Grupo Grecia” al que pertenecen el M/G Rodríguez Torres y el ministro G/J Padrino, quienes por cierto pertenecen a la promoción de 1984.

Los dos sectores más valorados en toda la historia democrática de nuestro país eran la Iglesia y las Fuerzas Armadas, estaban en la más alta estima, pero hoy Reverol y una pequeña camarilla de enchufados son culpables de que el 73,4% de los venezolanos rechacen a una institución militar que en otro momento fue fuente de orgullo.

Lo cierto de todo esto es que vienen nuevos pronunciamientos, tanto del mundo militar como de los cimientos de dependencias del Estado, y eso se debe a la presión que hemos ejercido y que tenemos que seguir impulsando los venezolanos en las calles. La protesta pacífica debe intensificarse, porque desde afuera se sigue con mucho detenimiento lo que pasa en nuestro país.

Hoy los padres venezolanos en su día, deben estar orgullosos de la lucha que están dando sus hijos por el rescate de nuestra democracia y nuestras libertades. Y les decimos, el desenlace tiene que venir, la presión constitucional de todo un pueblo está dando resultados claros pero han de ser decisivos. Mañana lunes 19 debemos dar una muestra contundente de fuerza y cohesión en la movilización de toda Venezuela a Caracas. Expresemos una vez más nuestro rechazo a este proceso fraudulento que pretenden imponernos. Sigamos en las calles, en la búsqueda de que se restituya el hilo constitucional.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
3
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
3Comentarios

1

luis villegas 18/06/2017 02:51 PM

asi es carajoooooooooooooooooooooo


2

luis villegas 18/06/2017 02:51 PM

asi es carajoooooooooooooooooooooo


3

luis villegas 18/06/2017 02:51 PM

asi es carajoooooooooooooooooooooo


AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS